Secgen                                                                                                                                                                                      cerradura twitter f

¿Cómo está el medio ambiente en la localidad?

Características Generales de Engativá

La localidad de Engativá tiene una extensión de 3.588,1 hectáreas (ha), de las cuales 3.439,2 corresponden a suelo urbano y las restantes 148,9 a suelo de expansión urbana[1]. De la totalidad de su territorio, 671 hectáreas están declaradas como áreas protegidas [2] y 2.659,3 hectáreas están ocupadas por 4.344 manzanas. Por extensión, Engativá ocupa el décimo lugar entre las localidades del Distrito Capital mientras que por número de manzanas en suelo urbano ocupa el cuarto lugar después de las localidades de Ciudad Bolívar, Suba y Kennedy. La localidad de Engativá no tiene suelo en área rural.

 

Tabla 1. Área del suelo según clasificación del suelo

Clasificación Área (hectáreas)
Suelo urbano 3.439,2
Suelo de expansión 148,9
Áreas protegidas 671
Suelo rural 0
Extensión total 3.588,1

Fuente elaboración propia, con base en los datos de la SDP 2011

 

La localidad de Engativá concentra un alto porcentaje de la población de la ciudad, 11,3% según la Encuesta Multipropósito para Bogotá 2011. La localidad presenta además una densidad poblacional alta, 210,64 habitantes por hectárea de suelo urbano, más alta que el promedio de la ciudad de 180,9 habitantes por hectárea[3]. Solamente dos de las nueve UPZ’s que comprende la localidad, Álamos y Jardín Botánico, presentan una densidad menor al promedio del Distrito Capital, ésta última por tener un uso dotacional predominante.

Tabla 2. Densidad poblacional

Territorio Densidad poblacional (Hab/Ha)
UPZ Álamos 71
UPZ Bolivia 185,9
UPZ Boyacá Real 261,5
UPZ Engativá 234,4
UPZ Garcés Navas 281,9
UPZ Jardín Botánico 15,5
UPZ Las Ferias 235,4
UPZ Minuto de Dios 403,3
UPZ Santa Cecilia 206,7
Localidad de Engativá 210,6
Bogotá 180,9

 Fuente Secretaría Distrital de Ambiente, 2011

Estructura ecológica principal

Según la definición del POT, incluida en la Política para el Manejo del Suelo de Protección del Distrito Capital, la Estructura Ecológica Principal -EEP- corresponde a:

  • La suma de las áreas protegidas y las grandes zonas verdes urbanas (parques urbanos de escala metropolitana y zonal). Los corredores ecológicos con funciones especializadas de conexión entre los elementos de la Estructura Ecológica Principal y de aislamiento y contención frente a las presiones adversas del desarrollo urbano. De estos, son suelo de protección los corredores de borde, los hídricos (o de ronda) y los regionales. No lo son en cambio los viales.
  • El “área de manejo especial del valle aluvial del río Bogotá” que se constituye por la ronda hidráulica y la zona de manejo y preservación ambiental (ZMPA) del río.
  • En el caso del Distrito Capital -según el POT-, la Estructura Ecológica Principal es el 4,39% (1.815,61 ha) del suelo urbano y de expansión de la ciudad, lo que equivale a 2,4 m² por habitante. La localidad con mayor disponibilidad de EEP por habitante es Usme que alcanza los 8,58 m² por habitante, dado que en su territorio se localiza gran parte del Parque Ecológico de Montaña Entrenubes, mientras que Engativá se ubica en el noveno lugar entre el conjunto de localidades según disponibilidad de Estructura Ecológica Principal, presentando 1,56 m² por habitante.

Tabla 3. Área de la estructura ecológica principal por UPZ

UPZ

Área (hectáreas)

Las Ferias 14
Minuto de Dios 23
Boyacá Real 13
Santa Cecilia 0
Bolivia 112
Garcés Navas 81
Engativá 323
Jardín Botánico 103
Álamos 1

Fuente: SDP, Decreto 190 de 2004, Bogotá D.C.

Los Humedales de Engativá

La localidad cuenta en su territorio con áreas de gran importancia ecológica y ambiental para la ciudad tales como el Humedal Santa María del Lago, el Humedal Jaboque y parte del Humedal Juan Amarillo o Tibabuyes, declarados Parques Ecológicos Distritales en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT). Los humedales en mención tienen áreas de 10,8 ha, 151,9 ha y 222,5 ha[4], respectivamente, dando un total en la localidad de 381 ha, lo que representa el 56,6% del área total correspondiente a humedales en la ciudad (674,09 ha). Cada uno de estos humedales hace parte de la estructura ecológica principal de la localidad y de la ciudad. Además de estos humedales declarados Parques Ecológicos Distritales, la localidad cuenta con el humedal El Cortijo, respecto al cual se adelanta un proceso de gestión con el fin de que sea considerado también Parque Ecológico Principal.

Humedal Santa María del Lago

El humedal de Santa María del Lago se encuentra localizado en el barrio Santa María del Lago, entre las carreras 76 y 73A y las calles 75 y 78. El conjunto residencial Lago, hacia el occidente, ocupa parte de su cuerpo de agua original. Las vías de acceso al humedal son la Avenidad Boyacá y la Calle 80 (Alcaldía Mayor de Bogotá D.C., Humedales de Bogotá, sin fecha.).

La zona del humedal cuenta con una temperatura promedio de 13,4 °C; una precipitación promedio anual de 793 mm; una humedad relativa del 80% y una evotranspiración de 820 mm. Teniendo en cuenta su ubicación, temperatura y evotranspiración, el humedal se ubica “[…] en una zona de formación vegetal de bosque seco montano (bs-MB)”. Hace muchos años, este humedal “[…] estuvo conformado por un gran lago que almacenaba las aguas de una cascada que con el paso de los años y el crecimiento de la población humana de la Sabana de Bogotá, se fue secando al punto que ya no existe, aun así, subsisten tres de los nacederos subterráneos que alimentan en forma suficiente el lago.”. (Todas los datos y citas anteriores han sido tomados de Vanesa Moreno et al. Descripción general de los humedales de Bogotá D.C. Sociedad Geográfica de Colombia, Academia de Ciencias Geográficas, 2007).

“Gracias a la construcción de obras civiles, este humedal cuenta con las aguas menos contaminadas de todos los humedales del distrito. Aunque hay aporte de aguas residuales no presenta un impacto que dificulte o impida el desarrollo de especies de flora y fauna nativas.”. “Sobre la ronda del humedal se encuentran pequeñas manchas vegetales compuestas principalmente por alisos, Alnus acuminata, y saúcos, Sambucus peruviana. Además se encuentran especies arbóreas como eucaliptos, acacias y urapanes que por no ser propias del ecosistema causan una alteración en el mismo." "En cuanto a la vegetación acuática se encuentra la lenteja de agua, Lemna minor, que desempeña varias funciones: hábitat para la reproducción de larvas de libélula, odonata: Libelullidae; consumo de materia orgánica transformándola en material vegetal, entre muchas otras. También se encuentra el junco, Tipha latifolia, que también cumple importantes funciones como brindar medio adecuado para la reproducción de aves acuáticas y curíes.” En cuanto a la fauna tenemos que “la especie más abundante es la Tingua pico amarillo, Fulica americana, que ayuda a regular las poblaciones de flora e insectos.” Otras especies importes son la Tingua de pico rojo, Gallinula Choropus, y algunas especies migratorias como la garza africana, Bubulcus ibis y la Garza blanca, Casmerodius alba.” (Todos los datos y citas anteriores han sido tomados de Vanesa Moreno et al. Descripción general de los humedales de Bogotá D.C. Sociedad Geográfica de Colombia, Academia de Ciencias Geográficas, 2007).

“El Fondo de Desarrollo Local de Engativá con el apoyo del DAMA, adelantó un programa con el propósito de recuperar la cobertura vegetal sobre la ronda del humedal. La comunidad, junto con algunas instituciones ha adelantado la construcción de obras como un aliviadero y un conector de aguas residuales, lo que ha contribuido a reducir la contaminación del agua y a mantener el cuerpo de agua en buen estado.” También se ha “[…] introducido una especie de pastos comunes que ahora se suman a las especies nativas ya existentes en el humedal.”. Es importante resaltar que “este es uno de los pocos humedales que no está afectado por la presión de construcciones en su ronda ni por la actividad agrícola o ganadera, lo que garantiza que en el futuro se mantenga como reserva ecológica dentro de la ciudad.” (Todas los datos y citas anteriores han sido tomados de Vanesa Moreno et al. Descripción general de los humedales de Bogotá D.C. Sociedad Geográfica de Colombia, Academia de Ciencias Geográficas, 2007).

Humedal Jaboque

El humedal de Jaboque se encuentra localizado al occidente de la ciudad, contiguo a la cuenca del Río Juan Amarillo, entre el Aeropuerto Internacional El Dorado y la Autopista Medellín. Limita por el occidente con el Río Bogotá, por el sur con los barrios de Engativá, Las Mercedes, Puerto Amor, Bolivia, Villa del Mar y la carretera que une a Engativá con el parque La Florida; por el oriente limita con los barrios Álamos Norte, Álamos Sur y Bosques de Mariana entre otros. Por el norte con los barrios Villas de Granada, Los Ángeles y áreas destinadas al pastoreo y cultivo (Alcaldía Mayor de Bogotá D.C., Humedales de Bogotá, sin fecha.). Para el año 2007 se informaba que compredía 57 hectáreas aproximadamente pero probablemente estas dimensiones se han visto reducidas por el impacto de la acción humana, especialmente por las construcciones legales e ilegales que le hayan podido restar área. Hasta la década 50 del siglo pasado, se sabe que el humedal Jaboque cubría un área mucho mayor, que incluso llegaba hasta el actual Aeropuerto El Dorado.

El humedal posee una temperatura promedio anual de 13,4° C, una precipitación promedio anual de 794 mm, una humedad relativa del 80% y una evotranspiración de 850 m. Teniendo en cuenta su ubicación, temperatura y evotranspiración el humedal se ubica “[…] en una zona de formación vegetal de bosque seco montano (bs-MB)”.

En cuanto a la vegetación, el Humedal Jaboque está compuesto por tres estratos:

  • Estrato alto (2m) compuesto fundamentalmente por vegetación de orillas como hierba de sapo, botoncillo y gualola, Typha latifolia y Schoenoplectus californicus.
  • Estrato medio (50cm a 1m) compuesto principalmente por especies herbáceas y graminoides como el pasto “Kikuyo”. También vegetación emergente caracterizada por juncos, enea y cortadera.
  • Estrato rasante (0-30cm) dominado por especies flotantes como el buchón y la lenteja de agua (Garnes, 2004).

Debido sobretodo a la invasión de construcciones ilegales, la ronda del humedal no presenta vegetación importante. Además "del escaso número de árboles y arbustos, predominan especies foráneas como los eucaliptos y las acacias.".

“El deterioro del humedal ha ocasionado la extinción total de muchas especies animales y disminución de las existentes actualmente, sin embargo, presenta una variedad de más de 40 especies de aves entre nativas y migratorias entre las que se destacan tinguas, caicas, chorlitos, pato turrio, pato canadiense, atrapamoscas, garzas blanca y gris, cardenales canarios y periquitos de anteojos.”. (Todas los datos y citas anteriores han sido tomados de Vanesa Moreno et al. Descripción general de los humedales de Bogotá D.C. Sociedad Geográfica de Colombia, Academia de Ciencias Geográficas, 2007). Dos años antes de este estudio, se publicaron los resultados de otra investigación en la que se daba cuenta de la existencia de 55 especies de aves en el humedal lo cual podría interpretarse como una clara señal de la rápida extinción de las especies dada en la zona.

No obstante lo anterior, en el año 2005 se registraron tres especies de serpientes en el humedal: A. crassicaudatus, A. cf werneri, y L. epinephelus. También se ha detectado una especie de anfibio: el H. Labiales, y otra especie identificada solo por medio de su canto, C. subpunctatus. Estos herpetos se encuentran principalmente entre las plantas macrófitas, gramíneas y en refugios como troncos, rocas, escombros y agua (Convenio de investigación EAAB & CI. 2005. Investigadores: Castaño & Ruiz, citados en Acherman, J., 2007). La misma investigadora Acherma, señala que el estudio realizado en el 2005 por Castaño y Ruiz, indicaba que la especie H. Labialis ya se había extinguido porque no soporta las condiciones de contaminación acuática que sufre el humedal.

“Los estudios realizados por el Departamento Técnico administrativo del Medio Ambiente, DAMA, indican que la calidad de agua presenta altos niveles de contaminación debido al continuo aporte de aguas residuales, tanto domésticas como industriales, descargadas por medio de tuberías. Este hecho ha generado un exceso de materia orgánica, un alto cubrimiento de las especies vegetales asociadas con el cuerpo de agua que extingue gran parte del espejo de agua. La flora se ha visto bastante afectada por el cambio de función del humedal que pasó de amortiguar las aguas lluvias a ser un canal de aguas residuales. Se observa una sustitución de la vegetación original como juncos y eneas por una invasión desenfrenada de pastos y otras especies que no son propias de este ecosistema. Sin embargo, en el sector bajo occidental, se conserva gran parte del lecho natural, la vegetación típica invade en su totalidad el manto de agua. En cuanto a la vegetación arbustiva y arbórea original se puede decir que es casi nula por la invasión de construcciones ilegales que desecan y rellenan zonas hasta colonizar grandes extensiones y por la introducción de algunas especies que no pertenecen a la vegetación original”. “En general el humedal presenta graves problemas de contaminación, turbidez, sólidos en suspensión y mal olor que causan deterioro general de los atributos del ecosistema”. (Todos los datos y citas anteriores han sido tomados de Vanesa Moreno et al. Descripción general de los humedales de Bogotá D.C. Sociedad Geográfica de Colombia, Academia de Ciencias Geográficas, 2007).

“El mayor problema por atender en el rescate del humedal es el alto nivel de materia orgánica que proviene de las aguas residuales que son vertidas directamente en la microcuenca." Esto genera un tipo de contaminación química de las aguas conocido como “eutrofización” en el cual se da un aporte excesivo de nutrientes a un ecosistema acuático, el cual queda severamente afectado. También se produce un alto nivel de sedimentación del cuerpo del agua del humedal, “[…] convirtiéndolo en un espacio vulnerable para la urbanización y cambios de uso.” (Todas los datos y citas anteriores han sido tomados de Vanesa Moreno et al. Descripción general de los humedales de Bogotá D.C. Sociedad Geográfica de Colombia, Academia de Ciencias Geográficas, 2007).

En el último año de su gestión, el ex alcalde local Carlos Mauricio Naranjo, destinó recursos para ejecutar un proyecto de encerramiento que cubre unos 800 mts longitudinales por el costado norte del humedal Jaboque, colindante al barrio Unir II. Esto con el propósito de prevenir que se siga haciendo relleno del humedal o se continue con el arrojamiento de basuras y residuos de construcción.

Humedal Tibabuyes o Juan Amarillo

El humedal Tibabuyes o Juan Amarillo se localiza al noroccidente del Distrito Capital, dentro del área inundable de los ríos Bogotá y Juan Amarillo. Se encuentra en jurisdicción de dos localidades, la porción norte pertenece a la localidad de Suba, mientras que la parte sur se localiza en la localidad de Engativá. Limita por el norte con los barrios el Rubí, Joroba, San Cayetano, Villa Rincón, Carolina, Atenas, Cañiza, Nueva Tibabuyes y Miramar, entre otros. Por el oriente, con la transversal 91, y los barrios Almirante Colón, Bachue y Ciudad Hunza. Por el occidente con el Río Bogotá y los barrios Lisboa y Santa Cecilia. Por el sur limita con la Ciudadela Colsubsidio y los barrios El Cortijo, Bachué y Luis Carlos Galán.

Su extensión de 222,5 ha lo convierten en el humedal más grande del Distrito. Cuenta con una temperatura de 14.5 °C, una precipitación promedio anual de entre 818 mm (estación Alberto Merani) y 878 (estación Aeropuerto El Dorado), una humedad relativa del 79.8% y una evotranspiración de 1.065 mm. Estas características permiten clasificarlo como bosque seco montano (bs-MB). "A pesar del tamaño del humedal y de la cantidad de afluentes en la cuenca, únicamente el Canal Cafam descarga sus aguas directamente al humedal. El canal Cortijo, descarga al Canal Salitre, el Canal Bolivia descarga a la Chucua y finalmente sus aguas son vertidas al Canal Salitre, el Colector Calle 139 descarga al brazo del humedal y, este último vierte sus aguas al Canal Salitre. En resumen, el alcantarillado pluvial en las inmediaciones del humedal es llevado al Canal Salitre, el cual| debido a sus condiciones de diseño presenta normalmente niveles de lámina de agua inferiores al Humedal, lo que impide catalogarlo como entrada al ecosistema". En cuanto a vegetación se cuenta con 51 especies tanto acuáticas como terrestres entre las que sobresalen juncos, acacias, eucaliptos, pastos y musgos. En cuanto a la fauna es importante señalar que durante los monitoreos realizados en el Humedal Juan Amarillo durante los años 2003-2005, se colectaron 69.002 individuos agrupados, entre otros, en los siguientes órdenes: Diptera (moscas y mosquitos), Hymenoptera (abejas, avispas y hormigas, todas representadas en el Humedal Juan Amarillo), Coleoptera (insectos tales como los escarabajos), Hemiptera (chinches y cigarritas), Aranae (arañas), entre otros. “Las especies de anfibios que se han registrado en el Humedal Juan Amarillo durante los últimos 50 años son las mismas, representadas por la salamandra (Bolitoglossa adspersa), el sapito (Eleutherodactylus bogotensis), la rana sabanera (Hyla labialis) y el sapito (Colostethus subpunctatus)”. Existe además una importante variedad de aves, dentro de las que destacan varias especies de Tinguas, algunas especies de polla de agua (Fulica americana) y el pato turrio (Oxyura jamaicensis). Por último, es importante destacar que “en general, las únicas dos especies de aves que se han extinguido en Colombia, precisamente eran pobladoras del sistema de humedales altoandinos del Altiplano Cundiboyacense. Estas especies eran el pato pico de oro (Anas georgica niceforoi) y la cira o zambullidor colombiano (Podiceps andinus)”. (Todos los datos y citas anteriores han sido tomados de: Convenio de Cooperación Tecnológica Acueducto de Bogotá-Conservación Internacional, Colombia, Plan de Manejo Ambiental Humedal Juan Amarillo, 2010.)

Humedal El Cortijo

"El humedal El Cortijo, también conocido como Nuevo Salitre, Nuevo Tibabuyes o de la PTAR Salitre, es un pequeño ecosistema localizado en el extremo occidental de la ciudad, vecino a la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales, PTAR, El Salitre y la urbanización Ciudadela Colsubsidio. Tiene una longitud aproximada de 300 metros y unos 90 metros en su parte más ancha, basado en las imágenes satélitales provistas por Google Earth desde el año 2005. Al humedal y su espejo de agua los divide, en 2 sectores, un camino peatonal construido hace bastantes años, conformándose el sector oriental y el occidental. El sector occidental tiene un espejo de agua donde observamos cerca de 200 patos canadienses y variada avifauna. En el sector oriental se encuentra un pequeño espejo de agua con abundante vegetación acuática, rodeado de eneas y pasto kikuyo." (Tomado de la Web: http://humedalesbogota.com/2014/04/24/humedal-el-cortijo-2/).

Todavía hace falta conocer mucho sobre varios aspectos de este importante ecosistema el cual tiene como característica especial el que no se encuentra afectado por vertimientos de aguas contaminadas (información suministrada por Fredy Ortíz, referente ambiental de la Alcaldía Local de Engativá). En este contexto se destaca la labor desarrollada desde los Proyectos Ambientales de la Alcaldía Local de Engativá, en cabeza de su coordinadora Sandra Milena López Parra, en el sentido de llevar a cabo una caracterización inicial de la flora y fauna del humedal. 

Lo anterior muestra que la localidad de Engativá alberga una parte importante del patrimonio natural y cultural colectivo que representan los humedales para la ciudad, siendo la protección y conservación de estos ecosistemas temas fundamentales para la gestión ambiental local y distrital. En la actualidad, los terrenos que comprenden los tres primeros humedales a los que hicimos mención son de propiedad pública, siendo objeto de la Política de Humedales del Distrito Capital formulada en el año 2005, por lo que resulta una tarea de gran importancia el lograr que el humedal El Cortijo sea reconocido como tal.

Espacio Público

Con relación al espacio público, además de los humedales, la localidad cuenta con parques y áreas verdes importantes a nivel de la ciudad, tales como la Unidad Deportiva El Salitre y el Jardín Botánico José Celestino Mutis, y con parques zonales como El Carmelo, Villa Luz, Villas de Granada, Tabora, La Serena y San Andrés.

Tabla 4. Parques regionales, metropolitanos y zonales de la localidad

Parques regionales Parques metropolitanos Parques zonales
 La Florida Simón Bolívar Parque San Andrés
Parque Villa Luz
Parque El Carmelo
Parque La Serena
Centro deportivo El Salitre Parque Tabora 
Parque Bonanza
Parque Villas de Granada

Fuente: DADEP. Diagnóstico del espacio público en Bogotá. Documento Técnico, 2013.

De acuerdo con las cifras del Departamento Administrativo de la Defensoría del Espacio Público para el año 2013, Engativá presenta 13,91 m²  de espacio público total por habitante. "E ste indicador incluye el sistema de parques y zonas verdes, la estructura ecológica principal, las plazas y plazoletas y el sistema vial compuesto por alamedas, vías peatonales, vías vehiculares y ciclorutas. Los elementos de espacio público del sistema vial se contabilizan solo en este indicador." (DADEP. Diagnóstico del espacio público en Bogotá. Documento Técnico, 2013). En cuanto al espacio público efectivo por habitante (el cual incluye únicamente los parques por habitante, las zonas verdes por habitante y las plazas y plazoletas por habitante, excluyendo el resto de elementos del indicador anterior) la localidad cuenta con 3,7 m² de espacio público efectivo por habitante. Por último, la localidad cuenta con 5,24 m² de espacio público verde por habitante (indicador que incluye los parques por habitante, las zonas verdes por habitante y la estructura ecológica principal por habitante -el sistema de áreas protegidas, el área de manejo especial del Río Bogotá y los corredores ecológicos- y excluye el resto de elementos del espacio público total por habitante). En todos los indicadores la localidad se encuentra por debajo de los indicadores de espacio público para la ciudad (los cuales son respectivamente: 16,89 m² de espacio público total por habitante, 3,9 m² de espacio público efectivo por habitante y 6,3 m² de espacio público verde por habitante[5]) pero es importante indicar que la alta densidad poblacional de la localidad es un factor que incide de manera significativa en estos resultados.

A nivel local, seis de las nueve UPZ’s de Engativá disponen de un área menor a 5m² de espacio público efectivo por habitante, mientras que las UPZ’s Bolivia y Engativá cuentan con entre 5 y 10 m² por habitante y Jardín Botánico, por su condición particular, presenta una disponibilidad mayor a 20 m² de espacio público verde por habitante(6)

Tabla 5. Espacio público efectivo por habitante

UPZ Total espacio público efectivo por habitante (m2) Espacio público efectivo por habitante
Parques por habitante (m2) Zonas verdes por habitante (m2) Plazas y plazoletas por habitante (m2)
Las Ferias 2.32 1.43 0.89 0.0
Minuto de Dios 2.29 0.63 1.66 0.0
Boyaca Real 2.79 0.80 1.99 0.0
Santa Cecilia 3.89 1.84 2.05 0.0
Bolivia 7.49 4.71 2.78 0.0
Garcés Navas 2.74 0.61 2.10 0.2
Engativá 1.18 0.22 0.96 0.0
Jardín Botánico 227.34 219.49 7.85 0.0
Álamos 7.35 1.15 6.19 0.0
Total Engativá 3.69 1.87 1.81 0.0

Fuente: DADEP. Diagnóstico del espacio público en Bogotá. Documento Técnico, 2013

Una característica importante del territorio que el uso de suelo residencial es predominante en seis UPZ’s de la localidad: Minuto de Dios, Boyacá Real, Santa Cecilia, Bolivia, Garcés Navas y Engativá. Ésta última cuenta con algunas deficiencias en su conformación urbanística (infraestructura, accesibilidad, equipamientos y espacio público). Las tres UPZ’s restantes de la localidad, según la clasificación del suelo establecida en el POT, presentan los usos de centralidad urbana (Las Ferias), predominantemente industrial (Álamos) y predominantemente dotacional (Jardín Botánico). Estos distintos usos de suelo predominantes en cada UPZ generan unas condiciones ambientales particulares en cada caso relacionadas con el desarrollo comercial, industrial y urbanístico de estas áreas.

Acceso y uso del Agua

Un tema fundamental respecto al medio ambiente en la localidad tiene que ver con el acceso y uso del agua como recurso vital. Engativá tiene para el 2013 mayor cobertura residencial y legal Servicio de Acueducto – CAC (con un 99,97%) que Bogotá (99,93%), pero la cobertura ha bajado de manera muy leve en la localidad en el 2012 y el 2013 como muestra la tabla siguiente:

Tabla 6. Cobertura residencial y legal Servicio de Acueducto CAC (%)

Año Cobertura residencial y legal Servicio de Acueducto CAC (%)
2010 100
2011 100
2012 99,99
2013 99,97

Fuente: Observatorio Ambiental de Bogotá (OAB)

Engativá tiene para el 2013 mayor cobertura (99,95) Residencial y Legal Servicio de Alcantarillado Sanitario - CAL que Bogotá, pero la cobertura ha bajado muy levemente en la localidad en el 2012 y en el 2013, como muestra la siguiente tabla:

Tabla 7. Cobertura Residencial y Legal Servicio de Alcantarillado Sanitario CAL (%)

Año Cobertura Residencial y Legal Servicio de Alcantarillado Sanitario CAL (%)
2010 99,98
2011 99,98
2012 99,97
2013 99,95

Fuente: Observatorio Ambiental de Bogotá (OAB)

Es posible que la disminución en la cobertura de estos servicios se deba a casos de construcciones ilegales de vivienda. Por su parte, la Cobertura del Sistema de Alcantarillado Pluvial se ha ido ampliando en la localidad de manera progresiva entre 2011 y 2013 como muestra la siguiente tabla:

Tabla 8. Cobertura del Sistema de Alcantarillado Pluvial CAPL (%)

Año Cobertura del Sistema de Alcantarillado Pluvial CAPL (%)
2011 98,60
2012 98,87
2013 98,96

Fuente: Observatorio Ambiental de Bogotá (OAB)

Respecto al uso del agua subterránea es importante señalar que “la Autoridad Ambiental Distrital (Secretaría Distrital de Ambiente) tiene la obligación de evaluar la posibilidad de otorgar la concesión de agua subterránea y a su vez, realizar seguimiento de estos pozos para evitar el agotamiento de estas aguas y vigilar el cumplimiento del permiso otorgado” (OAB). En tal sentido se destaca que desde el 2012 se ha logrado alcanzar, según datos del OAB un nivel de seguimiento y vigilancia del 100% de los puntos de agua subterránea en explotación. Esta cifra contrasta con el bajo alcance de estas acciones de seguimiento y vigilancia para los años 2010 (20,45%) y 2011 (18,18%) (todas estas cifras han sido tomadas del OAB).

Para el 2012 creció significativamente el Porcentaje de Pozos de Agua Subterránea con Sellamiento Definitivo (33,33%) respecto al 2010 (22,73%), dinámica que también se ha presentado respecto al Porcentaje de Pozos de Agua Subterránea con Sellamiento Temporal el cual también creció para el 2013 (31,91%) respecto al 2011 (22,73) y el 2012 (31,91%) (todas estas cifras han sido tomadas del OAB). Estas cifras son signo del crecimiento del número de los operativos, por parte de las autoridades responsables, para impedir la explotación ilegal del recurso hídrico subterráneo.

Calidad del Aire

Otro factor determinante en la calidad de vida de la población es la calidad del aire, que puede ser definida como el conjunto de características que hacen que éste sea apto o no para ser respirado por los seres vivos. La Red de Monitoreo de Calidad del Aire de Bogotá D.C. tiene una de sus 15 estaciones en Las Ferias la cual ha reportado anualmente concentraciones promedio diarias de material particulado (PM) -representa la masa de partículas que entran en el sistema respiratorio- en el aire equivalentes a 48 µg/m³ en el año 2010, a 41,9 µg/m³ en 2011 y a 46 µg/m³ en 2012. Para tener algún tipo de referente de estos datos vemos que la Unión Europea establece como valor límite para la salud humana de material particulado 20 µg/m³, después de este valor la calidad del aire representa un riesgo para la salud humana puesto que este material puede afectar el funcionamiento de los órganos y, en especial, del sistema respiratorio(7).

Si bien, esta medición no constituye una lectura de la calidad del aire para la localidad en su conjunto y en específico, junto con los resultados de otras estaciones cercanas (como la de Suba-Corpas) sirve como referente del nivel de concentración de material contaminante en la zona noroccidental de la ciudad. Actualmente en Bogotá, los mayores niveles de concentración de PM10 se encuentran en la zona suroccidental.

El arbolado en Engativá

El tema del arbolado en la localidad de Engativá es un asunto bastante sensible. Teniendo en cuenta la importancia de la flora en la producción de uno de los elementos vitales para la supervivencia del reino animal, el oxígeno, resulta clara su importancia en una localidad que cuenta con altos niveles de contaminación atmosférica. Esta función se suma a otras funciones benéficas del reino vegetal tales como la creación de microclimas –microclima es un clima local de características distintas a las de la zona en que se encuentra- y el lugar especial que ocupa el reino vegetal dentro de la cadena alimenticia al tratarse de especies productoras autótrofas -la nutrición autótrofa es la capacidad de ciertos organismos de sintetizar todas las sustancias esenciales para su metabolismo a partir de sustancias inorgánicas, de manera que para su nutrición no necesitan de otros seres vivos- que están a la base de la cadena alimenticia.

Resulta entonces preocupante que de un promedio de 2.360 árboles plantados por año por la autoridad responsable (el Jardín Botánico) entre 2007 y 2011, se observe que para el año 2012 se plantaron tan sólo 369 árboles. Si bien el número de árboles por habitante se mantiene sin cambios entre los años 2007 y 2013, con un valor de 0.11 APH (arboles/habitantes), se encuentra que el número de árboles por hectárea ha aumentado en una medida bastante baja pasando de 26.77 árboles/ha. en 2011 a 26.84 árboles/ha. en 2012. En términos absolutos, el número total de árboles en la localidad pasó de 92.059 en 2011 a 92.307 en 2012. El Número de Árboles Jóvenes Mantenidos por Año (NAMAS) también ha ido en descenso: de 23.555 árboles en 2010 se pasó a 16.365,80 en 2011 y 11.000 árboles en 2012. El valor de este indicador crece a 18.411 Árboles Jóvenes Mantenidos por Año para el 2013, aumento que si bien es significativo no alcanza los niveles de los años anteriores (todas estas cifras han sido tomadas del OAB).

Empresas forestales registradas

El procesamiento de madera es un renglón de importancia dentro de la economía de la localidad. Los datos sobre el número de Empresas Forestales Registradas ante la Secretaría Distrital de Ambiente (EFR) en la localidad de Engativá, muestran que se trata de un sector que ha estado en aumento constante desde 2007 hasta 2013 (ver tabla 9):

Tabla 9. Empresas Forestales Registradas Ante la Secretaría Distrital de Ambiente EFR (Un)

Año Empresas Forestales Registradas Ante la Secretaría Distrital de Ambiente EFR (Un)
2007 401
2008 439
2009 475
2010 499
2011 515
2012 534
2013 553

Fuente: Observatorio Ambiental de Bogotá (OAB)

[1] Secretaría Distrital de Planeación. 21 Monografías de las Localidades Distrito Capital – Localidad Engativá 2011.

[2] Secretaría Distrital de Planeación, 2009. Boletín No. 9 Conociendo las localidades de Bogotá

[3] Secretaría de Hábitat. Diagnóstico Localidad de Engativá Sector Hábitat, 2011. La densidad poblacional para Bogotá y la localidad al año 2011 se calcula con base en los datos proyectados de población, realizados por el DANE.

[4] Política de Humedales del Distrito Capital, 2005.

[5] Departamento Administrativo de la Defensoría del Espacio Público. Sentido urbano. Una mirada al espacio público de Bogotá, 2013.

(6) DADEP. Diagnóstico del espacio público en Bogotá Documento Técnico. 2013.

 (7) Unión Europea. Directiva 1999/30/CE. del 22 de abril de 1999 relativa a los valores límite de dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno y de óxidos de nitrógeno, y partículas y plomo en el aire ambiente. 

Mapas Relacionados

Cifras Asociadas

Observatorio Local de Engativá - Alcaldía Local de Engativá, Calle 71 No 73 A - 44, 3er piso, Ala Sur. Correo electrónico: observatoriolocaldeengativa@gmail.com