Secgen                                                                                                                                                                                      cerradura twitter f

¿Cómo están la seguridad y la convivencia en la localidad?

Por: Rossed Jaimes Garzón

TABLA DE CONTENIDO

Información General

De acuerdo con las proyecciones de población realizadas por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística -DANE- para 2015, se estima que la localidad de Engativá cuenta con 874.755 habitantes, de los cuales 418.890 son hombres y 455.865 son mujeres.

 

Gráfica 1.

poblacion_engativa
Fuente: Elaboración propia a partir del documento del DANE Proyecciones de población 2005-2015, según edades quinquenales y simples y por sexo. DANE y Secretaría Distrital de Planeación SDP: Convenio específico de cooperación técnica No 096-2007

A lo largo de la última década, la población en la localidad ha crecido a una tasa similar a la de Bogotá, pasando de poco menos de 800.000 personas en 2005 a casi 875.000 en 2015, mostrando un crecimiento anual de 0.97%.

 Tabla 1. Número y porcentaje de población total en Engativá con proyecciones a 2015  

Localidad Vs Bogotá Número de personas Hombres Mujeres
Engativá 874.755 418.890 455.865
Bogotá 7.878.783 3.810.013 4.068.770

Fuente: Elaboración propia a partir del documento del DANE Proyecciones de población 2005-2015, según edades quinquenales y simples y por sexo. DANE y Secretaría Distrital de Planeación SDP: Convenio específico de cooperación técnica No 096-2007

Las gráficas 2 y 3 reflejan la distribución de hombres y de mujeres en nuestra localidad de acuerdo con rangos de edad agrupados de cinco años cada uno. De esta manera, es notoria la mayor cantidad de mujeres respecto a los hombres según la etapa del ciclo vital en la que se encuentran.

Gráfica 2
distribucion_hombres
Fuente: Elaboración propia a partir del documento del DANE, Proyecciones de población 2005-2015, según edades quinquenales y simples y por sexo. DANE y Secretaría Distrital de Planeación SDP: Convenio específico de cooperación técnica No 096-2007.
 
Gráfica 3
distribucion_mujeres
Fuente: Elaboración propia partir del documento del DANE, Proyecciones de población 2005-2015, según edades quinquenales y simples y por sexo. DANE y Secretaría Distrital de Planeación SDP: Convenio específico de cooperación técnica No 096-2007.

Una mirada al recorrido histórico de la seguridad en la localidad de Engativá

De acuerdo con el Diagnóstico Local sobre Seguridad, Convivencia y Conflictividades Urbanas realizado por la Universidad Nacional de Colombia con financiación del Fondo de Desarrollo Local de Engativá en el marco del convenio 181 y del proyecto 306 de 2012, a continuación se presenta un breve recorrido histórico sobre las transformaciones de la seguridad y la delincuencia en la Localidad 10.

Engativá ha tenido una disminución gradual de actividades criminales, no solo durante los últimos diez años, sino también desde la década de 1970, hecho palpable si se tiene en cuenta que durante ese período, muchos de sus barrios vivieron un tránsito de la violencia criminal, siendo hoy de los sectores más prósperos y organizados de la localidad.

Durante los años que comprenden la década de 1970 barrios como Las Ferias, Boyacá Real, París, Cerezos, Florida, Florencia y la Calle 68, representaron la configuración de la violencia en el territorio engativeño, al concentrarse allí la presencia de delincuencia y personas dedicadas a prácticas ilegales que, a su vez, formaban parte de familias emblemáticas del mundo de la delincuencia.

Posteriormente, durante la década de 1980, la delincuencia en la Localidad de Engativá se trasladó hacia la Localidad de Suba, puntualmente a los barrios Rincón, San Cayetano, Manuelita, Japón, Costa Rica, La Palma, Telecom y Arrayanes. Regularmente, los terrenos ocupados eran de construcción y desarrollo ilegal, que por esta condición eran de bajo costo. (Ver gráfica 4)

Gráfica 4. Desplazamiento delictual de Engativá hacia Suba, década del 80

Transhumancia_80

Fuente: Diagnóstico local sobre seguridad, convivencia y conflictividades urbanas realizado por la Universidad Nacional de Colombia, convenio 181 - proyecto 306 de 2012.

Para la década de 1990 comenzó un proceso de urbanización ilegal y de invasión en amplios terrenos de la Localidad de Engativá, justamente en lo que hoy se conoce como: Luis Carlos Galán, La Palma, Unir, Jaboque, parte de La Faena, El Muelle, Villas del Dorado, El Cortijo y un sector de relleno del humedal denominado por los urbanizadores piratas como Puerto Amor. Con estas transformaciones y copamiento urbano, se dió también la llegada de algunas familias de carácter delincuencial y de delincuentes individuales. Regularmente estos grupos sociales tenían una característica común: sus familias habían tenido su origen en la Localidad de Engativá desde los años de 1960, en barrios tradicionales como Las Ferias, Florencia y Boyacá Real.

Los procesos de construcción y desarrollo urbano vinculados a organizaciones de tipo criminal llamados “los tierreros”, quienes para entonces habían tomado terrenos de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado en la Calle 80, “la carbonera” en los terrenos de la Avenida Cundinamarca, El Cortijo, el antiguo botadero de basura, los terrenos de Unir y el relleno del humedal Jaboque, también desarrollaban acciones en otras localidades como Ciudad Bolívar, Kennedy, Usaquén, Usme, Rafael Uribe y el municipio de Soacha. Es importante tener en cuenta que este tipo de estructuras criminales no tenía relación alguna con las invasiones de tierras que hubo en Bogotá por parte de la Central Nacional de Vivienda PROVIVIENDA, dirigida por el Partido Comunista desde la década de 1960 hacia finales de la década de 1970.

El desarrollo de esta actividad no formal e ilegal sobre la venta y urbanización del suelo en Bogotá, que se presentó en diferentes localidades, especialmente las más alejadas del centro administrativo, le permitió a los urbanizadores piratas y “tierreros” llegar a barrios no propiamente en situación de pobreza extrema, pero que ya mantenían concentración de acciones y comportamientos delictuales por parte de algunos de sus habitantes. Estas condiciones juntas permitieron que las personas inmigrantes hacia Engativá construyeran barrios con algunas características de ilegalidad que rápidamente constituyeron su deterioro urbano y estigmatización (Ver gráfica 5). 

Gráfica 5. Desplazamiento delictual de Suba hacia Engativá, década del 90

Transhumancia_90

Fuente: Diagnóstico local sobre seguridad, convivencia y conflictividades urbanas realizado por la Universidad Nacional de Colombia, convenio 181 - proyecto 306 de 2012.

 

Este fenómeno de desplazamiento territorial de personas relacionadas con el mundo delincuencial es denominado trashumancia delictual y no se da únicamente de una localidad a otra, sino también al interior de una misma localidad (intralocal), tomando como forma principal de relacionamiento los vínculos, el entramado familiar y, en algunos casos, la actividad delictual. Es así que se reconoce un promedio de diecinueve (19) familias que tuvieron su origen en la localidad de Engativá y Barrios Unidos, quienes comenzaron su trashumancia desde la década de 1980, para luego regresar con sus herederos y pasar por varias actividades delictuales como: abigeo, apartamenteo (incluyendo todas las modalidades), raponeo, (relojes, joyas y aparatos electrónicos tales como celulares), estafa (trabajadores de calle), robo de automóviles, venta de sustancias psicoactivas –SPA-, mecheo (robo de ropa) y reducción de objetos robados.

Gráfica 6. Histórico del Homicidio en la localidad de Engativá 1978 -2010

Histórico del homicidio en la localidad de Engativá

Fuente: Diagnóstico local sobre seguridad, convivencia y conflictividades urbanas realizado por la Universidad Nacional de Colombia, convenio 181 - proyecto 306 de 2012.

 

Los nuevos elementos delictuales en la localidad de Engativá

Durante los últimos años, la Localidad de Engativá se ha modernizado en cuanto a su infraestructura social, económica y cultural. Actualmente cuenta con nuevas avenidas, centros comerciales, alamedas y barrios nuevos; su población se ha duplicado. Hoy Engativá se constituye en una de las la localidades de mayor desarrollo y valorización por metro cuadrado en Bogotá. Estos elementos hacen que la delincuencia se transforme y desarrolle nuevas prácticas delincuenciales contra los habitantes que viven, trabajan o transitan por ella.

Si para las décadas de 1970 y 1980 las principales prácticas delictivas las constituían el raponazo de relojes y el atraco en la Calle 68, hoy, en el mismo lugar (Calle 72) desde la modalidad del raponazo y el atraco de hurtan celulares y demás elementos tecnológicos y de comunicaciones.

Aquellas localidades que por su ubicación en la ciudad mantuvieron las Plazas de Mercado, sufrieron un hondo deterioro de sus contextos, como es el caso de las plazas de mercado: Las Ferias, Los Cerezos, 12 de octubre, 7 de Agosto, Las Cruces, Lucero, España, Restrepo, Rincón, Laches, La Perseverancia, La Aurora, San Carlos y Corabastos. Para el caso del barrio Las Ferias, el “jíbaro” (persona que expende sustancias psicoactivas) dejó de ser una figura que representaba un proceso de distribución para avanzar hacia las formas de organización del micro tráfico y el narcomenudeo. Lo que se conocía como el “escapeo” o robo a camiones por la Calle 68 pasó a ser raponazo y fleteo. La delincuencia del robo de autos que fue una de las más importantes de la ciudad, teniendo como barrios de operación La Granja, Las Ferias y La Estrada, pasó del atraco al robo del vehículo bajo la modalidad de halado. El atraco a residencias pasó del asalto o el ingreso por la ventana a la utilización de tarjetas caseras para correr cerraduras.

Haciendo  una  mirada  histórica, las localidades de Engativá, Barrios Unidos y Suba fueron en su momento las que más dieron vida a modalidades y bandas de apartamenteros, como “los norteños” en la década de 1980.

Así, se determina que la localidad ha mantenido durante más de veinte (20) años, lugares y delitos con sus modalidades: hurtos a personas, residencias, comercio, autos y motocicletas. Es de indicar que en muchas ocasiones el hurto a celulares está incluido en el hurto a personas, mientras que como atraco se consideran las situaciones en las cuales a la víctima se le quita en orden de valor, el celular, el reloj, las joyas, la chaqueta, los zapatos y por último el pantalón. Además, uno de los elementos a tener en cuenta es que el robo de celulares es poco denunciado ya que una gran cantidad de ellos son obtenidos en el mercado negro; en la misma situación se encuentran muchos objetos que son comprados en el universo de la ilegalidad. Por lo anterior, se tiene que a mayor tamaño del mundo de la ilegalidad en un barrio, localidad o ciudad, menos son las denuncias por la pérdida de objetos, simplemente se asume la perdida y los objetos robados continúan su viaje de circulación.

Para la localidad de Engativá el universo de ilegalidad se puede definir fundamentalmente en una serie de sectores que se han construido como imaginarios de actividad delictual desde hace 20 y hasta 50 años, los cuales hoy permanecen y se constituyen en mapas de miedo que aportan al diseño de lo que se conoce como “esquemas de seguridad cognitiva”, esto es, imaginarios que le permiten a sus habitantes experimentar sensaciones de seguridad para desarrollar actividades de movimiento por los contextos urbanos de su localidad y territorios. Los barrios y lugares que representan un entramado de mapas de miedo se pueden clasificar en dos grupos:

1) Los imaginarios históricos, es decir, aquellos que fueron reconocidos como peligrosos o de inseguridad y que pese a haber superado esta condición hace varios años, permanecen en la memoria colectiva de los habitantes como peligrosos. En la localidad de Engativá a este grupo pertenecen los siguientes sectores: Las Ferias (plaza de mercado y parque), el eje de la Calle 68, la Calle 80 de la avenida 68 hacia la  Avenida Ciudad de Cali, La Estrada, la Avenida Rojas, Los Cerezos, París, Florida, Florencia, La Granja, el contorno de la Avenida Ciudad de Cali, el parque central, San Marcos y Boyacá Real.

2) Los nuevos imaginarios, aquellos lugares que están relacionados con eventos y situaciones delictivas recientes y que para ser reconocidos como tales es necesario vivir en ellos o en sus proximidades, ya que el sentido de localidad y de límites es muy poco percibido por habitantes nuevos o transitorios. En este grupo se encuentran los siguientes barrios y lugares: Luis Carlos Galán (Zarabanda), Riviera (Puerto Amor), Quirigua (sectores de Cafam y Calle 80), Plaza Quirigua, Bachué, sector del Jaboque, Muelle, Villas del Dorado, Faena, Engativá pueblo (plaza de mercado), Villas de Granada y Garcés Navas, Unir y su entorno (alrededores del almacén Éxito), Alameda la Serena hasta la Avenida Boyacá, Álamos y lugares de rumba, Portal 80, tramo Avenida Cundinamarca desde la Calle 80 hasta el humedal Juan Amarillo, Minuto de Dios y su entorno.

Balance de seguridad en la localidad de Engativá, años 2011, 2012, 2013 y 2014

A continuación se presenta un balance de seguridad del territorio engativeño que recoge información desde 2011 hasta 2014.

 Gráfica 7

cifras_bogota_2011_2012

Fuente: Elaboración propia del OLE con base en los balances 2011 y2012del Observatorio de Seguridad de Bogotá de la Cámara de Comercio de Bogotá. 

Gráfica 8

cifras_engativa_2011_2012
Fuente: Elaboración propia del OLE con base en los balances 2011 y 2012 del Observatorio de Seguridad de Bogotá de la Cámara de Comercio de Bogotá. 

De acuerdo con las cifras del Observatorio de Seguridad de la Cámara de Comercio de Bogotá OS-CCB, entre los años 2011 y 2012, la localidad de Engativá disminuyó las cifras de criminalidad en delitos reportados como hurto a vehículos (498 a 466), hurto a residencias (420 a 326) y hurto a bancos (7 a 4); además no aumentó la piratería terrestre (se mantuvo en 3), definida por la Policía Nacional de Colombia como el hurto de vehículos transportadores de carga o de pasajeros a través de distintas modalidades como la simulación de autoridad mediante el uso de uniformes de la fuerza pública, el auto robo con complicidad del conductor y el gemeleo, la adecuación de un carro de similares características al que debe recoger la mercancía para suplantarlo. Sin embargo, delitos como el homicidio común, el hurto a establecimientos, las muertes en accidente de tránsito y el hurto a personas aumentaron.

La lucha contra el robo de vehículos es uno de los importantes retos de las administraciones cada año, teniendo en cuenta que es un delito recurrente en Bogotá, de hecho, el balance de seguridad del OS-CCB para 2011 señala que “La localidad de Kennedy concentró la mayor cantidad de hurto de vehículos (851 casos) y registró el mayor incremento respecto al 2010 (91 casos más). Le siguen Engativá (498 casos) y Suba (419).” (2012: 41). Lo mismo ocurre en el caso del hurto a bancos, ya que durante el mismo año (2011), Engativá fue la tercera localidad con mayor presencia de este delito (7 casos), pues según el OS-CCB junto con Kennedy (11) y Usaquén (9) concentraron el 53% de este hecho en la ciudad (2012: 50).

 
 
Gráfica 9
cifras_bogota_2013_2014
Fuente: Elaboración propia del OLE con base en el Balance provisional muertes violentas y delitos de mayor impacto años 2013-2014 Bogotá, del CEACSC.
 
Gráfica 10
 cifras_engativa_2013_2014
 Fuente: Elaboración propia del OLE con base en el Balance provisional muertes violentas y delitos de mayor impacto años 2013-2014 Bogotá, del CEACSC.

Ahora bien, para el año 2013 en comparación con el año 2012, es notorio que hubo una tendencia a la disminución en delitos como, por ejemplo, homicidio común y hurtos a residencias. Dicha tendencia a la reducción de delitos a lo largo del año 2013 se confirma con el informe de resultados delictivos y operativos de la Policía Nacional, Estación de Engativá, según el cual, como se presenta en la siguiente tabla, al final del año hubo reducciones considerables en ellos, siendo la más destacada el hurto a residencias, con disminuciones con un 45,6% respectivamente.

  Tabla 3. Resultados delictivos para 2013 en la localidad de Engativá
Reducción
Homicidio común
Homicidio Accidentes de tránsito
Fleteo
Hurto a bancos
Hurto a residencias
Línea de base 2012 83 61 48 4 327
Meta 2013 81 60 3 311
Acum. 2013 68 30 38 4 178
Variación -15 -31 -10 0 -149
%
-18,10%
-50,80%
-20,80%
0,00%
-45,60%
Fuente: Policía Nacional, Estación 10, Engativá. Resultados delictivos 2013.

En cuanto a los resultados de los operativos de la policía realizados a lo largo de 2013, es importante resaltar que mejoraron en comparación con los de 2012, pues se incrementaron los números de incautación de armas y estupefacientes, así como de automotores y motos recuperadas, siendo ésta última la de mayor efectividad con un incremento del 77,3% en comparación con el año anterior, como se muestra en la siguiente tabla:

 

Tabla 4. Resultados de operativos para 2013 en la localidad de Engativá
Incremento Automotores recuperados Motos recuperadas Estupefacientes incautados (kilos) Capturas Armas de fuego incautadas
Flagrancia P. Ilegal P. Decreto
Línea de base 2012 60 22 111,672 2967 156 33
Meta 2013 63 23 117 3115 164 35
Acum. 2013 64 39 131153 3265 164 42
Variación 4 17 19481 298 8 9
% 6,70% 77,30% 17,40% 10,00% 5,10% 27,30%
Fuente: Policía Nacional, Estación 10, Engativá. Resultados operativos 2013.
 
Para el año 2014, las acciones articuladas con otras instituciones como la Policía Nacional y el Batallón No. 15 del Ejército Nacional, han contribuido a la reducción de cifras de inseguridad en la localidad tales como fleteo (en un 58%) el hurto automotores (29%), lesiones comunes (11%), hurto a motos (10%), hurto a comercio (5%) y hurto a personas (4%).

Puntos críticos localidad de Engativá

En relación con el año 2013, tomando como fuente principal los datos reportados por la 10 Estación de Policía y su trabajo por cuadrantes, el Diagnóstico de Seguridad y Convivencia sobre puntos críticos en Engativá 2013, realizado en el marco del convenio 181 de 2012 con la Universidad Nacional de Colombia y con recursos del Fondo de Desarrollo Local de Engativá, muestra que respecto a los delitos de alto impacto durante el periodo de enero a mitad de junio de 2013, de los 36 homicidios registrados, los cuadrantes de Villas de Granada y La Serena fueron los que más altos índices reportaron (6 y 5, en su orden), mientras que Villa Luz y Ciudadela Colsubsidio no reportaron este delito. Las armas de fuego fueron usadas en el 55% de los casos. Las riñas fueron el contexto más usual en donde sucedieron estos eventos.

Así mismo, las lesiones comunes son parte de los delitos más frecuentes en la localidad. Éstas se producen en contextos como riñas, agresiones, enfrentamientos o violencia intrafamiliar. Los cuadrantes de Engativá y Bachué son los que más reportaron lesiones de este tipo (49 y 34) de los 300 casos totales de la localidad, mientras que Serena, Villa Luz y Ciudadela Colsubsidio están en la escala más baja (10, 12 y 12, respectivamente).

Por otra parte, se presentaron 182 casos de hurto a vehículos, siendo Villas de Granada y Bachué las zonas de más ocurrencia (28 y 25 respectivamente), mientras Engativá, Jaboque, Quirigua y Álamos fueron las que más bajos índices reportaron (0, 4, 8 y 8 en su orden); 281 casos de hurto a establecimientos de comercio, encontrándose que Las Ferias es la zona de mayor ocurrencia de este delito (116), seguida por Villas de Granada (28); y, configurándose como el delito más frecuente en la localidad, el hurto a personas con 734 casos, de los cuales 117 se presentaron en Las Ferias y 82 en Normandía. En este diagnóstico se afirma que la oportunidad o descuido de la víctima (44%) y el atraco (34%) son las modalidades más comunes para la ocurrencia de hurtos en la zona. Además, como resultado de la investigación, el diagnóstico identifica los siguientes puntos de la Localidad de Engativá como zonas críticas en materia de seguridad:

Tabla 5. Zonas críticas en seguridad de la localidad de Engativá

Punto crítico Barrios
Engativá y Jaboque La Faena, Sabana del Dorado, Centro Engativá, Villa Gladis, La Riviera, Marandú, San Antonio, El Muelle, Villa del Mar, Villas del Dorado.
Villas de Granada Villas de Granada, Garcés Navas, Gran Granada, Villa Amalia, Cortijo.
Quirigua Quirigua, Luis Carlos Galán, Bachué, Los Cerezos, París, Primavera.
Tabora La Granja, Tabora, Santa María del Lago, Santa Helenita, Boyacá, Soledad Norte.
Ferias Ferias, Ferias Occidental, Palo Blanco.
 
Estos datos, así como otros asociados al consumo de drogas, la violencia intrafamiliar y la violencia sexual se convierten en factores que afectan la convivencia y el desarrollo de libertades y derechos de las personas que habitan la localidad. En este sentido, desde el 31 de julio de 2012, la Alcaldía Local de Engativá ha hecho una gran apuesta por disminuir las cifras de inseguridad en este territorio trabajando mancomunadamente con la Policía Metropolitana de Bogotá, con la participación de la comunidad y haciendo un importante despliegue en actividades culturales y acciones de formación, resignificación de espacios, convivencia, prevención, goce efectivo de derechos, cumplimiento voluntario de normas y buen trato, por nombrar las más importantes. Los avances y resultados de esta apuesta se pueden consultar en las pestañas "Inversión y Gestión 2013" e "Inversión y Gestión 2014" de este mismo apartado de la página web del Observatorio Local de Engativá (Tema: Seguridad y Convivencia).
 

Si se desea ahondar más en cifras y análisis detallados de los años 2010, 2011 y 2012, por favor consulte el Diagnóstico local sobre seguridad, convivencia y conflictividades urbanas realizado por la Universidad Nacional de Colombia, convenio 181- proyecto 306 de 2012.

Seguridad en entornos escolares

Teniendo en cuenta la investigación del proyecto 299 de 2012 'Programas integrales para familias', se identifican los siguientes resultados en lo relacionado con la seguridad y la convivencia de adolescentes y jóvenes en entornos escolares:

En cuanto a consumo de alcohol y drogas, la mayoría de estudiantes afirma nunca haber consumido ninguna de las sustancias (60% para alcohol y 95% para drogas). Sin embargo, discriminando por grado se encuentra que el 30% de los alumnos en los grados 9, 10 y 11 consumen alcohol más de una vez al mes, y el 10% consume drogas. Estas cifras muestran dos hechos principales. El primero es que existe una alta tolerancia hacia el consumo de alcohol -a pesar de ser ilegal su venta a menores de edad- y el segundo es que el consumo de drogas, si bien es un problema creciente, sigue sin ser mayoritario.

Con respecto a la seguridad dentro y alrededor de los colegios, se encontró que el 10% de los alumnos de la localidad han sido víctimas de atraco al interior de sus instituciones educativas durante el último año, mientras que casi uno de cada cinco (19.7%) ha sido víctima de atraco camino a ella. Asimismo, un 3% de los estudiantes afirman haber dejado de ir a su sitio de estudio por temor a ser atacados o atracados en él. Aunque menor, tienen también una incidencia los ataques sexuales, donde un 3.6% de los alumnos reportó haber sido tocado sexualmente en el camino a su colegio.

A su vez, uno de cada cinco estudiantes sabe que en su barrio se consiguen armas de fuego, mientras el 22.98% afirma que en su barrio hay atracos con frecuencia (respuestas “Todos los días” y “Casi todos los días”). Asimismo, el pandillismo constituye un fenómeno con una gran incidencia afectando a más del 40% de estudiantes de la localidad que afirman que en su barrio existe alguno de estos grupos.

Entre los principales resultados de la encuesta, se encontró que en Bogotá hay una prevalencia muy alta de hurtos menores sin violencia en el contexto escolar (56%), que probablemente se puede modificar sustancialmente por medio de intervenciones integrales diseñadas con este propósito específico. También se encuentra un alto registro de formas de maltrato emocional como los insultos (38% de la población manifestó haber sido víctima en la semana anterior) y la exclusión o rechazo por el grupo de compañeros (22% durante la semana anterior). La permanencia del acoso escolar (matoneo) en Bogotá por parte de compañeros del mismo curso (15% durante el último mes), así como por parte de estudiantes de otros cursos (12% de casos reportados). El acoso sexual verbal cuya prevalencia es similar en la población estudiantil de ambos sexos (13% cuando el agresor es un compañero de curso y 9% cuando es de otro curso), así como lo que tiene que ver con el acoso sexual por medio de contactos sexuales no deseados (10%).

En relación con los auto-reportes sobre la prevalencia del porte de armas blancas dentro del colegio por estudiantes, la encuesta registró una frecuencia del 6% y una prevalencia del 9% de incidentes en los cuales estudiantes reportan haber sido víctimas de amenazas con armas. En Bogotá la prevalencia de la percepción de inseguridad dentro del colegio es 11%, mientras el indicador correspondiente relacionado en el camino hacía y de regreso al colegio asciende al 28%.

En la encuesta bogotana, 33% de los estudiantes admitió consumir alcohol y 3% el consumo de drogas ilegales al menos una vez al mes. Es de destacar el hecho de que la tercera parte de quienes admiten el consumo de alcohol de los encuestados en Bogotá consideran que esta conducta les ha traído problemas, mientras entre los consumidores de otras drogas ilegales esta proporción asciende a la mitad.

Dentro del informe de investigación se señalan algunas reflexiones que vale la pena retomar:

1. “Como se expone en el desarrollo de este informe, si bien no puede calificarse de alarmante la situación de convivencia y seguridad en los establecimientos educativos, es cierto que en ellos se presentan problemas complejos que deben ser manejados de manera integral tanto por parte de la comunidad educativa como por la comunidad más amplia de cuyo entramado forman parte los planteles escolares.” (pág. 7)

2. Otro aspecto de la investigación es “que estudiantes y profesores vean en los resultados fielmente reflejadas las situaciones que viven cotidianamente en la escuela – la proliferación desmedida del hurto menor y el vandalismo, de insultos y maltratos físicos con intención de causar daño y una alta percepción de inseguridad en el camino al colegio, entre otras – es prenda de garantía sobre su objetividad. Tal aval contribuye a hacer palpable y visibilizar ante la comunidad en general con alta credibilidad la dimensión y complejidad de los problemas que se viven dentro de ámbitos educativos de la ciudad, para cuyo manejo y solución se requiere el compromiso no sólo de administradores educativos, docentes, estudiantes y padres de familia, sino también de otras entidades del gobierno distrital y nacional así como de organizaciones comunitarias e iniciativas del sector privado.” (pág. 7)

Encuesta Bienal de Culturas 2013 y seguridad

El Observatorio de Culturas de la Secretaría Distrital de Cultura, Recreación y Deporte realiza cada dos años la Encuesta Bienal de Culturas en la ciudad de Bogotá desde el año 2001. Mediante este instrumento, es posible tener un acercamiento al cómo son los y las habitantes de las 19 localidades urbanas del Distrito Capital a través de sus percepciones y actitudes respecto a diferentes temas. Para el año 2013 se encuestaron 14.929 personas mayores de 13 años residentes en la zona urbana residencial estratificada de Bogotá.

A continuación se presentan algunos de los resultados de su séptima versión, correspondiente al año 2013, los cuales fueron previamente seleccionados teniendo como criterio su relación con el tema de seguridad y convivencia en la localidad de Engativá. Estos resultados son extraídos de cuatro categorías definidas originalmente por la misma Encuesta Bienal, a saber: 1) Bienestar subjetivo, 2) Cultura ciudadana, 3) Recreación y entretenimiento y 4) Parques, equipamientos e instituciones. Así mismo, es importante tener en cuenta que la información referente a la localidad de Engativá tuvo como base una población estimada de 695.840 personas como el 100% de habitantes de la localidad

Según el Marco Conceptual de la Encuesta Bienal de Culturas 2013, el bienestar subjetivo hace referencia a la percepción de calidad de vida que tienen las personas más allá de la información cuantitativa y de la posesión de bienes y servicios, por tanto, abarca dimensiones como su nivel de satisfacción frente a diversos aspectos de la vida como la felicidad, la seguridad y la valoración personal, entre otras.

Los resultados de este grupo para la localidad de Engativá nos sugieren que la mayoría de sus habitantes se encuentran a gusto con el vecindario en el cual se encuentra su vivienda (73%), hecho reflejado, entre otras cosas, en las relaciones vecinales que sostienen, pues el 69,2% respondió estar en los dos puntos más altos de satisfacción con las mismas, sobre una escala valorativa de 1 a 5, siendo 5 muy satisfecho.  

Tabla 6. ¿Qué tan satisfecho está con el vecindario en el que se encuentra ubicada su vivienda? 

Nada satisfecho 2 3 4 Muy satisfecho  Ns/Nr 
Total % Total % Total % Total % Total % Total %
12.872 1,9% 23.495 3,4% 146.701 21,1% 277.150 39,8% 231.001 33,2% 4.621 0,7%

Fuente: Encuesta Bienal de Culturas, 2013

Tabla 7. ¿Qué tan satisfecho está con las relaciones vecinales?

Nada satisfecho 2 3 4 Muy satisfecho  Ns/Nr 
Total % Total % Total % Total % Total % Total %
233.655 3,9% 438.635 7,3% 1.247.391 20,8% 2.163.797 36,0% 1.845.581 30,7% 79.715 1,3%
27.993 4,0% 54.740 7,9% 124.745 17,9% 246.217 35,4% 235.490 33,8% 6.655 1,0%

Fuente: Encuesta Bienal de Culturas, 2013

Además, de acuerdo con las respuestas frente a preguntas que indagan acerca de la ocurrencia de prácticas o comportamientos negativos para la convivencia por parte de los vecinos y las vecinas, la Encuesta muestra que generalmente en la localidad de Engativá, la presencia de dichas prácticas no es percibida como frecuente por parte de la mayoría de sus habitantes, hecho demostrado en que la mayoría de respuestas en este sentido están por encima del 51%. Sin embargo, vale la pena resaltar que las prácticas que atentan contra la convivencia ciudadana más frecuentes en el territorio engativeño son: mascotas que ensucian los lugares comunes o hacen mucho ruido (63,7%), vecinos/as y visitantes que estacionan los carros en los andenes o frente al garaje de los otros (48,6%) y vecinos/as que sacan la basura a deshoras o la dejan frente a la casa de los demás (48,2%); entre tanto, las prácticas de menor recurrencia son: familias conflictivas que se pelean mucho entre ellos (gritos, insultos, portazos, golpes) (16,8%) y peleas en el vecindario (16,8%). La siguiente tabla presenta los resultados mencionados:

Tabla 9. Encuesta Bienal de Culturas, Engativá. Bienestar subjetivo 

Pregunta Si No Ns/Nr
Total % Total % Total %
23a. Dígame si en su vecindario se presentan con cierta frecuencia vecinos/as que ponen música a un volumen muy alto o hacen mucho ruido. 296.937 42,7% 396.094 56,9% 2.808 0,4%
23b. Dígame si en su vecindario se presentan con cierta frecuencia borrachos/as que forman problemas 246.660 35,5% 445.502 64,0% 3.678 0,5%
23c. Dígame si en su vecindario se presentan con cierta frecuencia vecinos/as que sacan la basura a deshoras o la dejan frente a la casa de los demás. 335.152 48,2% 355.274 51,1% 5.414 0,8%
23d. Dígame si en su vecindario se presentan con cierta frecuencia vecinos/as y visitantes que parquean los carros en los andenes o frente al garaje de los otros 338.232 48,6% 355.197 51,1% 2.411 0,4%
23e. Dígame si en su vecindario se presentan con cierta frecuencia mascotas que ensucian los lugares comunes o hacen mucho ruido 443.395 63,7% 248.785 35,8% 3.659 0,5%
23f. Dígame si en su vecindario se presentan con cierta frecuencia familias conflictivas que se pelean mucho entre ellos (gritos, insultos, portazos, golpes)  116.980 16,8% 572.194 82,2% 6.666 1,0%
23h. Dígame si en su vecindario se presentan con cierta frecuencia comerciantes de la zona que invaden los espacios públicos. 135.708 19,5% 555.252 79,8% 4.880 0,7%
23i. Dígame si en su vecindario se presentan con cierta frecuencia negocios de la zona que hacen mucho ruido 145.857 21,0% 549.075 78,9% 908 0,1%
23j. Dígame si en su vecindario se presentan con cierta frecuencia peleas en su vecindario. 116.659 16,8% 574.331 82,5% 4.850 0,7%
 Fuente: Elaboración propia a partir de la Encuesta Bienal de Culturas, 2013

Por otra parte, con base en la pregunta 27 es posible afirmar que, de manera general, la percepción de seguridad de la comunidad engativeña sobre su localidad es baja en tanto que el 43,8% de sus habitantes considera que su barrio es igual de inseguro al resto de la ciudad de Bogotá, sumado al 10,3% que incluso lo ve menos seguro; mientras que paralelamente un 21,4% lo considera más seguro y otro 21,4% lo percibe igual de seguro al Distrito Capital. De la misma manera, cundo se pregunta a los y las habitantes de la localidad 10 si suelen sentirse angustiados/as por el temor permanente a ser asaltados/as, el 40.9% responde afirmativamente.

Ahora bien, una pregunta interesante que da cuenta sobre la discriminación vivida por habitantes de la localidad de Engativá es la 25m, en tanto que indaga si la persona encuestada suele sentirse angustiada por temor a ser agredida por su apariencia. A este respecto, el 9,9% expresa sentirse angustiada por ello, un porcentaje aparentemente bajo, pero alto si se piensa que representaría casi el 10% de la población y que, bajo ninguna circunstancia alguien debería vivir con temor por ello, sea cual fuere su apariencia.

Por otra parte, la pregunta 44 presenta un listado de problemas sociales de la ciudad para que las personas encuestadas elijan cuál de ellos es el que más les afecta. Los resultados de la localidad de Engativá muestran que el puntaje más alto lo obtiene violencia intrafamiliar con 17,7%, seguido de corrupción con 16,1%, mientras que la inseguridad es percibida como el problema que más le afecta a un 12,5% (Ver tabla 10).

Tabla 12. Encuesta Bienal de Culturas, Engativá. Cultura democrática, ¿Cuál de los siguientes problemas es el que más le afecta? 

Problemas Total %
Segregación social  67.029 9,6%
Movilidad  99.789 14,3%
Corrupción  112.300 16,1%
Contaminación ambiental  58.887 8,5%
Inseguridad  87.136 12,5%
Maltrato animal  35.098 5,0%
Calidad de la educación pública  17.956 2,6%
Violencia intrafamiliar  123.351 17,7%
Deficiencias en los servicios públicos 68.333 9,8%
Ns/Nr 
25.959
3,7%
Fuente: Elaboración propia a partir de la Encuesta Bienal de Culturas, 2013
Más adelante, en la pregunta 88 cuando se busca la percepción de la gente acerca de la seguridad en los parques y los espacios públicos de uso recreativo cercanos a sus casas, el 69,8% responde que son inseguros. Si aunamos estos resultados a la baja percepción de seguridad de los y las habitantes engativeños ya mencionada, podría pensarse que esto es contradictorio con el bajo porcentaje de personas encuestadas que manifiestan que la inseguridad no es el problema más apremiante, sin embargo, lo que debe considerarse, es que en comparación con las demás problemáticas del listado, puede quedar relegada en importancia y que la violencia intrafamiliar es una problemática que indefectiblemente implica inseguridad para quienes la viven.

Continuando con la percepción de seguridad en los parques, la tabla 13 presenta las respuestas obtenidas en la localidad de Engativá acerca de las problemáticas que en ellos se viven según el uso y la presencia de personas peligrosas:

 Tabla 13.

                       PREGUNTA

Si

No

Ns/Nr

Total % Total % Total %
90a. El parque más cercano a su casa ha sido tomado por traficantes de drogas. 418.341 60,1% 237.642 34,2% 39.857 5,7%
90b. El parque más cercano a su casa ha sido tomado por habitantes de calle. 358.609 51,5% 309.243 44,4% 27.988 4,0%
90c. El parque más cercano a su casa ha sido tomado por pandillas. 365.825 52,6% 293.742 42,2% 36.273 5,2%
90d. El parque más cercano a su casa ha sido tomado por morbosos o pervertidos. 260.768 37,5% 356.118 51,2% 78.954 11,4%
Fuente: Elaboración propia a partir de la Encuesta Bienal de Culturas, 2013

Finalmente, ante la pregunta 86 ¿Cuál de los siguientes aspectos le motivaría más para salir de su casa en las noches?, los y las habitantes de la localidad de Engativá consideran que más seguridad 48%, más oferta cultural 20,4%, más transporte 6,4% y más comercio 4,8%.

Observatorio Local de Engativá - Alcaldía Local de Engativá, Calle 71 No 73 A - 44, 3er piso, Ala Sur. Correo electrónico: observatoriolocaldeengativa@gmail.com