Secgen                                                                                                                                                                                      cerradura twitter f

Víctimas del conflicto armado

Colombia ha padecido el conflicto interno armado más viejo de la región latinoamericana. Desde hace cinco décadas, las acciones de la guerrilla, el paramilitarismo y el narcotráfico han generado una continua situación de guerra, violencia, inestabilidad política y violación sistemática de los Derechos Humanos. El desplazamiento forzado interno es una de las consecuencias más prominentes del conflicto armado colombiano; según diversos estudios de organizaciones internacionales como la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento –CODHES-, es uno de los más altos en el mundo. De acuerdo con ACNUR, Colombia es protagonista del mayor drama humanitario de América Latina.

La Ley 1448 de 2011 [1] sentó las bases para el esclarecimiento y la ampliación del universo de víctimas del conflicto armado reconocidas por el Estado, definiendo frente a ellas un marco legal de prevención, protección, atención y reparación integral. En su artículo tercero, eta ley define la población víctima del conflicto armado como “todas las personas que individual o colectivamente hayan sufrido daños, como consecuencia de las violaciones de los derechos humanos ocurridas después del primero de enero de 1985, en el marco del conflicto armado interno, independientemente del grupo arado que haya cometido las acciones (guerrilla, paramilitares, fuerza pública o cualquier otro que se relacione con el conflicto armado).”

Están incluidos quienes han sido víctimas de:

  • Desaparición forzada
  • Secuestro
  • Despojo de tierras
  • Delitos contra la integridad sexual
  • Minas anti-persona
  • Actos terroristas
  • Reclutamiento ilícito
  • Homicidios - Masacre 

Se estima que después de Antioquia, Bogotá es la segunda región con más víctimas declaradas: 644.870 para el corte de abril del 2016. El Distrito, además de ser el principal receptor de población desplazada en todo el país, es también expulsora y registra el fenómeno de desplazamiento intraurbano entre localidades. De acuerdo con el Sistema de Información de Población Desplazada SIPOD, entre 1981 y marzo de 2011 hay 2.524 registros de desplazamiento intraurbano en la ciudad de un total de 5.464 registros de personas que se han desplazado desde Bogotá. Esto significa que aproximadamente el 50% de las personas registradas como expulsadas desde Bogotá, tienen como destino final otra localidad o barrio dentro del distrito capital, lo cual requiere una atención urgente de la administración hacia esta población.”[2]

Contextualización de la situación de víctimas del conflicto armado a nivel distrital

El Plan Integral Único de Atención a Población en Situación de Desplazamiento para Bogotá 2011 - 2020, alerta que entre 1997 y el 2010, el 40% de la población llegó desplazada a Bogotá era menor de edad y el 4% de personas adultas mayores, lo cual implica que por lo menos el 45% de la población en situación de desplazamiento residente en el Distrito Capital se encuentra bajo la definición de sujetos de especial protección constitucional que se suma a su condición de victimización.

Según los datos proporcionados por el Departamento para la Prosperidad Social, entre 1997 y 2012, Bogotá recibió cerca de 327.768 personas desplazadas. El anexo de victimas del Plan de Desarrollo Distrital Bogotá Humana, presenta de forma sintética un diagnóstico de la población víctima de la ciudad, el cual enuncia que “desde 2002 se registra un incremento progresivo de recepción de población desplazada en la ciudad, presentándose el mayor pico en 2007, cuando la ciudad fue receptora de 45.085 personas. Desde 2008 la curva ha cambiado al reducirse la recepción, así por ejemplo, en 2010 Bogotá recibió 13.683 personas en esta situación.

Otras cifras no son más optimistas: la tendencia por años presentada por la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes)[3] plantea que el pico más alto corresponde a 2008 y que el decrecimiento no ha sido tan acentuado. Para el periodo comprendido entre 1999 y 2010, llegaron 467.820 personas en situación de desplazamiento a Bogotá. En todo caso, cualquiera que sea la cifra, en Bogotá este fenómeno es dramático, pues continúa siendo la mayor ciudad receptora del país”.[4]

Es así como el PIU, aprobado en julio de 2011, incluyó la visión de Víctimas de la Violencia, ampliando su radio a otros delitos contra los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario dentro del marco de la Ley de Víctimas, lo que permite realizar una lectura amplia del fenómeno y el abordaje de la problemática desde diferentes áreas.

En el país, particularmente en Bogotá, se ha presentado un progreso notable de las organizaciones de víctimas y de redes defensoras de los derechos humanos, pero son insuficientes los espacios permanentes de participación para la formulación y seguimiento a las políticas y programas institucionales y para la sensibilización de los ciudadanos y ciudadanas, en torno a los derechos de las víctimas. Desde la administración distrital se han hecho esfuerzos por abordarla, sin embargo, para lograr la garantía de los derechos de esta población se requiere del fortalecimiento de las organizaciones sociales de víctimas, de su formación y su acompañamiento para la gestión de acciones frente a las autoridades distritales como las nacionales.

Víctimas del Conflicto en Bogotá Humana

Los ejes transversales formulados en el PIU se incluyeron en el PDD Bogotá Humana y su política de víctimas del conflicto armado, a saber, enfoque de género y diferencial, fortalecimiento de las capacidades sociales e institucionales para la participación efectiva, gestión del conocimiento, seguimiento y evaluación, y articulación y coordinación nación-territorio. Para la garantía de estos derechos se requiere del fortalecimiento de las organizaciones sociales de víctimas, de su formación y su acompañamiento para la gestión de acciones concernientes a la garantía de estos derechos frente a las autoridades distrital como las nacionales.

Para este fin, la administración Distrital creó la Alta Consejería para las Víctimas mediante el Decreto 059 de 2012 (07 de febrero), dentro de cuyas funciones está la de asesorar, orientar y coordinar “la formulación de la política pública distrital de atención, asistencia, reparación integral a las víctimas, la paz y la reconciliación garantizando el enfoque de derechos” 

El Acuerdo 491 de 2012, (septiembre 18) "por medio del cual se modifica el acuerdo 370 de 2009, se crea el Sistema Distrital de Atención y Reparación Integral a las Víctimas de graves violaciones a los derechos humanos, delitos de lesa humanidad y crímenes de guerra en Bogotá, D.C., se adicionan lineamientos a la política pública y se dictan otras disposiciones", define los lineamientos generales para la creación de este sistema y se asignan funciones a la Alta Consejería para las Víctimas con relación a la consolidación de la información, la cual deberá aportar cuando se requiera.

Bogotá Mejor Para Todos – Horizonte para las víctimas del conflicto armado

El Alcalde Mayor, Enrique Peñalosa, ha manifestado su compromiso con las víctimas del conflicto armado y su inclusión en diferentes ámbitos de la sociedad. Según declaraciones oficiales, en la actualidad hay 660.000 víctimas del conflicto armado a nivel distrital. En agosto del año 2016, Ángela Anzola, alta consejera para los derechos de las víctimas, aseguró que el Distrito invertirá $1,6 billones para el posconflicto; dónde el foco será la inclusión productiva de las víctimas para combatir la informalidad y crear oportunidades de emprendimiento, quitando así el enfoque en el asistencialismo.

Para los fines mencionados, se proponen iniciativas como capacitación técnica en el Sena y reactivación de proyectos de emprendimiento, entre otros. Con la aprobación del Plan de Acción Distrital para Víctimas del Conflicto Armado, documento clave que define el camino que seguirá la administración para atender a esta población, se delinean diferentes actividades que serán determinadas con mayor especificidad en el transcurso del año.

 

Referencias:

[1] “Por la cual se dictan medidas de atención, asistencia y reparación integral a las víctimas del conflicto armado interno y se dictan otras disposiciones”

[2] Secretaría General (2012 – 2016) Proyecto 768: Asistencia, atención y reparación integral a las víctimas del conflicto armado interno en Bogotá, D.C.

[3] [Disponible en: http://www.codhes.org/index.php?option=com_docman&task=cat_view&gid=39&Itemid=51]. 

[4] [Disponible en http://www.sdp.gov.co/portal/page/portal/PortalSDP/Home/Noticias/HistoricoNoticias/PlandeDesarrollo/Anexo_Victimas_20120430.pdf

[5] [Disponible en: http://www.integracionsocial.gov.co/anexos/documentos/proyectosbogotahumana/756%20Dignificacion%20y%20reparacion%20de%20las%20victimas%20en%20Bogota%20tejiendo%20sociedad.pdf (consultado el 10 de julio de 2013)

Observatorio Local de Engativá - Alcaldía Local de Engativá, Calle 71 No 73 A - 44, 3er piso, Ala Sur. Correo electrónico: observatoriolocaldeengativa@gmail.com